Cientos de migrantes aguardan a ser trasladados a un nuevo albergue habilitado en la ciudad mexicana de Tijuana, donde ya se encuentran refugiadas 2 mil 385 personas, mientras se desconoce el paradero de más de 3 mil centroamericanos.

Unos 300 migrantes, entre mujeres, niños y hombres, pernoctaron afuera de la unidad deportiva “Benito Juárez”, donde fue dispuesto por las autoridades municipales un primer albergue que fue desalojado la semana pasada por razones sanitarias y que llegó a acoger más de 6 mil personas.

Entre los migrantes persiste el miedo de ser deportados al momento de subir a los camiones que son proporcionados por empresas transportistas locales para su traslado.

Por eso muchos de ellos aseguran se quedarán en la calle, aunque las autoridades señalaron que esto no será posible a partir de hoy.

Al nuevo albergue, habilitado en el salón de eventos “El Barretal”, han sido trasladados ya 2 mil 385 centroamericanos, de acuerdo con el último recuento.

Sin embargo, ninguna autoridad ha detallado dónde se encuentran los más de 3 mil que no están ni en el nuevo refugio ni en las inmediaciones del primero, aunque se presume que la mayoría están en casas de migrantes operadas por asociaciones religiosas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here