De acuerdo a cifras proporcionadas por Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), durante el mes de abril del año en curso varios delitos de los que más han afectado a los ciudadanos de Tabasco tuvieron una disminución importante, destacando el secuestro que mantiene una tendencia a la baja.

Durante los últimos años y particularmente en el sexenio de Arturo Núñez Jiménez, se dispararon los robos en todas sus modalidades así como el secuestro, el cual resulta grave ante las implicaciones que genera.

La entidad llegó a ser líder en abigeato y robo a comercio por muchos meses sin que las estrategias de seguridad pudieran quebrar ese crecimiento que además era palpable, contrario al argumento de que todo era “percepción”.
Los datos obtenidos del SESNSP revelan que el delito de secuestro continúa en descenso comparado con el mes de marzo, pues pasó de tener tres casos reportados a tan solo uno durante abril. Se sabe que en 2013, el primer año del sexenio anterior, los índices alcanzaron hasta 11 casos por mes, durante una de las épocas más complicadas de la seguridad.

Por su parte, en orden prioritario de disminución se sitúa robo a comercio al presentarse 62 casos menos comparando con el mes previo, pues se pasó de tener 306 casos a bajar la cifra a 244 durante abril.
Los números reflejan que en Tabasco también se logró una considerable baja en el delito de robo de automóviles, ya que en marzo se presentaron 246 casos y en abril se redujo a 198: 48 casos menos.

Así también, derivado de los datos obtenidos del SESNSP, en la entidad el robo a transeúnte bajó al pasar de 477 casos registrados en marzo, cerrando en 448 casos en el mes de abril.

Estas cifras podrían ser insuficientes y no garantizarnos una solución total, pero si se analizan a la luz de la estadística, parecen tener al fin un punto de quiebre que nos lleve a pensar en que la situación por fin están mejorando. Sin tanto alboroto, sin echar campanas al vuelo, la noticia nos cae como “agua de mayo” en plena sequía de desesperanza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here