El mandatario López Obrador aseguró que no interpondrá ninguna demanda en contra del exgobernador de Tabasco, Arturo Núñez Jiménez, porque su fuerte no es la venganza.

“No era mi fuerte la venganza y no se debe permitir la corrupción”.

Sin embargo, destacó que lo haría sólo si el pueblo lo pide, lo que es una de las razones por las que promueve las consultas ciudadanas.

“Si existen denuncias en curso se tiene que desahogar pero nosotros no vamos a promover una acción penal, solamente lo haremos desde el gobierno federal si nos lo pide el pueblo”.

Dijo que de ser así, también se tendría que fincar sanciones en contra de los expresidentes de México, porque lo más importante es poner un punto final a todo este desastroso de política neoliberal, además no alcanzarían las cárceles.

“Sí sería circo y espectáculo, y en vez de avanzar nos podríamos quedará empantanados. No hay consigna de fabricar delitos a nadie”.

Insistió ante los diputados federales que se quite el fuero constitucional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here