La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) advirtió hoy al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de que elevar la tensión comercial con sus socios clave, como la Unión Europea (UE), México y Canadá, es un “riesgo serio” para su crecimiento y las cadenas de suministro globales.

Lamentamos la proliferación de aranceles anunciados en los últimos días: creemos que son una amenaza para la recuperación global

Trump anunció la semana pasada la suspensión de la exención a la imposición de aranceles a la importación de acero y aluminio de la UE, Canadá y México, una decisión que disparó la presión comercial y provocó represalias de sus socios.

Tanto la UE como los Gobiernos de México y Canadá mostraron su rechazo a esas tarifas de inmediato y anunciaron medidas para contrarrestarlas.

En su intervención, Gurría señaló que la dirección que ha tomado la política comercial de la Casa Blanca es un “riesgo serio” que podría “amenazar el crecimiento de EU y de muchos otros países de la OCDE y perturbar las cadenas de suministro globales”.

En este sentido, el secretario general de la OCDE, organismo que agrupa a 37 países, dijo que espera que las partes implicadas “den un paso atrás lo más rápido posible” del conflicto comercial y que, en su lugar, “busquen acciones cooperativas concretas”

El director del Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca, Kevin Hassett, también presente en el acto, aseguró que la escalada en las medidas proteccionistas forman parte de la estrategia negociadora de Trump para conseguir “pactos más justos”.

“El sistema comercial global se ha desarrollado hasta un punto en el que es bastante asimétrico para Estados Unidos. Bajo el sistema actual, nos vemos perjudicados de manera desproporcionada, y el presidente cree que esto no es justo”, justificó Hassett al ser preguntado por la imposición de gravámenes.

“Hay negociaciones en curso (con las diferentes partes) y así seguirán”, añadió el economista, que quiso quitar hierro a la alarma generada por el peligro de una espiral de represalias comerciales desde numerosas instituciones económicas internacionales, incluida la OCDE.

A pesar de advertir sobre el peligro de una guerra comercial potenciada por EU, la OCDE auguró que la economía del país seguirá creciendo a un ritmo del 2,9 % este año y un 2,8 % en 2019.

 La recuperación y expansión económica aquí ha sido notable y parece que continuará durante los próximos dos años

Ángel Gurría

Entre sus recomendaciones, la OCDE consideró que el Gobierno debe implementar totalmente la reforma fiscal aprobada en diciembre e incrementar el gasto en infraestructura, uno de los planes más ansiados por Trump desde su llegada al Despacho Oval.

Además, aconsejó a la Reserva Federal (Fed) que continúe elevando los tipos de interés “a un ritmo gradual”, siempre que la inflación se mantenga cerca del objetivo de esa agencia, es decir, alrededor del 2 %.

Los intereses de referencia se encuentran actualmente en el rango de entre el 1,5 % y el 1,75 %, y se prevé que en su reunión del 12 y 13 de junio el banco central vuelva a encarecer el precio del dinero en 25 puntos básicos en respuesta al positivo rumbo económico.

Por otro lado, Gurría aplaudió la situación actual del mercado laboral del país, con un índice de desempleo que se situó en el 3,8 % en mayo, el más bajo desde el año 2000.

La OCDE es la sucesora de la Organización Europea para la Cooperación Económica (OECE), resultado del Plan Marshall y de la Conferencia de los Dieciséis (Conferencia de Cooperación Económica Europea), que existió entre 1948 y 1960 y reconstruyó Europa tras la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here