El triunfo de Andrés Manuel López Obrador fue histórico no sólo porque por primera vez la izquierda gobernará en México, sino porque tanto el número de votos y diferencia con sus competidores es la más grande de los últimos 30 años, esto de acuerdo al Reporte Electoral 2018. Los resultados de la elección federal elaborado por la consultora Integralia.

El informe compara los resultados de las elecciones presidenciales desde 1988 hasta 2018, y ahí da cuenta de que mientras López Obrador obtuvo 53.1% de los votos, el presidente que llegó con más apoyo fue Carlos Salinas de Gortari, quien obtuvo 50.7%.

El resto de los presidentes se quedaron por debajo de 50% de la votación. Por ejemplo, Ernesto Zedillo Ponce de León tuvo 48.7%, Vicente Fox Quesada 42.5%, Felipe Calderón Hinojosa 35.9% y Enrique Peña Nieto 38.2%.

Otro dato que muestra la contundencia de la victoria de Andrés Manuel López Obrador fue que obtuvo una ventaja de 30 puntos porcentuales sobre su más cercano contendiente, algo sin precedentes en las últimas tres décadas, incluso durante el predominio del PRI.

Salinas de Gortari tuvo 19 puntos de ventaja sobre Cuauhtémoc Cárdenas, y Zedillo Ponce de León 22 puntos sobre Diego Fernández. Ya en la época de la alternancia, Fox sacó 6 puntos del segundo lugar, Calderón alcanzó la ventaja de 0.6 puntos y Peña Nieto también tuvo 6 puntos de ventaja.

El dominio de López Obrador en las urnas el pasado 1 de julio se manifiesta en que ganó 31 de los 32 entidades, sólo Guanajuato se decantó por el panista Ricardo Anaya.

En los estados de Quintana Roo, Morelos, Tlaxcala y Tabasco el candidato de Morena logró más del doble de votos que sus competidores juntos, mientras que la entidad donde tuvo menor preferencia fue Guanajuato, que perdió, y Nuevo León donde apenas triunfó por 2 puntos.

Por eso no es de sorprender que el tabasqueño triunfó en 128 mil 866 de las 156 mil 808 casillas instaladas el domingo 1 de julio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here