Policías de investigación viajan encubiertos en unidades de transporte público para prevenir asaltos, y esta medida es adicional a las videocámaras que hay instaladas en ellas, afirmó ayer José Ramón Amieva, jefe de Gobierno sustituto de la Ciudad de México.

El funcionario fue entrevistado luego de presumir la Línea 7 del Metrobús a Duncan Taylor, embajador de Gran Bretaña en México, en un corto recorrido, de la estación Auditorio Nacional al Ángel de la Independencia.

En ese lugar, advirtió que en materia de seguridad pública “vamos a actuar y no vamos a tolerar” para responder oportunamente y aplicar operativos preventivos.

Dio a conocer que la medida que se empezó a aplicar en la Central de Abasto, de solicitar a las personas con gorra o capucha descubrirse ante las cámaras de vigilancia, se replicará en esa línea que recorre Paseo de la Reforma, de Campo Marte a Indios Verdes.

Recordó que hay siete mil unidades de transporte público, de las cuales la tercera parte ya tienen cámaras de videovigilancia y en ellas ya viajan agentes de Investigación como pasajeros, quienes evalúen cuál es uso de la fuerza que deben desplegar, a fin de no poner peligro a los usuarios.

Finalmente, informó que tienen denuncias de robos de la cartera, el celular, engaños en el transporte público y abusos sexuales, por eso el jefe de Gobierno insistió en respetar el espacio a las mujeres.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here