Después de cinco años, el Instituto Nacional Electoral aprobó sancionar con 36.9 millones de pesos a los siete partidos que participaron en la elección presidencial de 2012, esto por pagar a siete mil 311 representes de casillas a través de tarjetas bancaria a través de una empresa fantasma.

Ciro Murayama Rendón, presidente de la Comisión de Fiscalización, explicó que las operaciones irregulares se realizaron por medio de la empresa Asismex, la cual tras cinco años de indagatorias se determinó que era una empresa con irregularidades ante el Sistema de Administración Tributaria, ya que por medio de tarjetas Bancomer pagó 14 millones de pesos a estas tres mil 711 personas que fungieron como representantes de casilla cuatro días antes de la jornada electoral, y nunca las registro ante la autoridad fiscal.

“Ninguno de esos movimientos se localizaron facturas en el Sistema de Administración Tributaria y tampoco se ubicó Asismex en el domicilio asentado ante el SAT, una empresa en suma que se esfumaba, que no se localizaba”, dijo el consejero.

El consejero añadió que si se tardaron en presentar estas sanciones, es porque el banco entregó la información hasta diciembre pasado, y sólo lo hizo por medio de la intervención de la Comisión Nacional Bancaria de Valores, por lo que se presentará un recurso ante el SAT, la CNBV y PGR para deslindar posibles responsabilidades por este retraso.

Esta investigación es resultado de la que el entonces IFE realizó por el caso Monex, ya que al indagar sobre las tarjetas de esa empresa se encontró que también hubo pagos por medio de tarjetas de Bancomer, y ahora, nueve días antes de que prescribiera el tiempo para sancionar, se impusieron las multas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here