A partir de la publicación de la Ley para la Reconstrucción, Recuperación y Transformación de la Ciudad de México, que se aprobó el pasado 24 de noviembre, ya se establecen las medidas jurídicas de cómo atender las afectaciones del sismo del 19 de septiembre, las cuales se tienen que hacer consecuentes para iniciar el proceso de transformación de la capital.

Así lo dijo el titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi), Felipe de Jesús Gutiérrez Gutiérrez, al inaugurar el CoRe Foro Urbano 2017, quien añadió que el resultado de la transición demográfica que está viviendo la ciudad es un problema, por la alta demanda de construcción de distintos géneros de inmuebles que está provocando este tránsito de migración interna.

En el marco del evento donde se comentaron los retos a los que se enfrenta la Ciudad de México post el sismo, el secretario indicó que de acuerdo a la encuesta intercensal del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), se fueron a la periferia más remota 300,000 habitantes, mismos que se siguen trasladando a la capital, por lo que el movimiento telúrico ocurrido hace casi tres meses, acentúa, invita a reflexionar los conceptos que tienen que ver con modificar un marco normativo para lograr el modelo compacto de ciudad que evite los traslados y cambie los patrones de movilidad.

De acuerdo con el nuevo Estándar de Desarrollo Orientado al Transporte (DOT) del Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP), la superficie ha aumentado tres veces más que la población de las ciudades, es decir, la densidad ha decrecido.

Ante esta problemática, el documento propone priorizar la conectividad en modos no motorizados, lo que significa proporcionar intersecciones peatonales y vehiculares, entre otros puntos.

“Nos estamos expandiendo, en este sentido, y ya no hay municipios que aguanten económicamente el financiamiento a los servicios del transporte, agua (…) Podemos hacer políticas no tradicionales como en Copenhague”, explicó el director adjunto del ITDP, Gonzalo Peón.

RE- IMAGINAR

En el mismo contexto, se llevó a cabo una mesa de diálogo con el tema de re- imaginar la reconstrucción de la ciudad, donde se propuso crear un sistema de información actualizado, esquemas multiactor de gobernanza, fideicomisos y créditos hipotecarios, copiar prácticas a nivel mundial, tener plan de continuidad, por parte de especialistas, ciudadanos, desarrolladores y académicos.

Entre los ponentes de esta estaban Benjamín Laniado, presidente de Cadena; Mónica Tapia, directora de Ruta Cívica; María Dolores Franco, presidenta del Colegio de Urbanistas; Homero  Garza, director de Desarrollo de Mercados de Sociedad Hipotecaria Federal; Esben Neander, arquitecto de Gehl Architects.

En torno a los temas de cómo generar una ciudad resiliente, impulsar la corresponsabilidad en la capital, así como proponer una visión a futuro, la subsecretaria de Planeación  de la Secretaría de Movilidad, Laura Ballesteros, aseguró que “invertir en movilidad sustentable es invertir en movilidad resiliente y tiene mucho que ver con la flexibilidad de los sistemas, el modelo de movilidad urbana sustentable nos permitió que las ciclovías pudieran ser puntos maravillosos para que las personas pudieran trasladar víveres, y los carriles de Metrobús sirvieron para que pudieran pasar vehículos de emergencia”.

CALIDAD URBANA

En la segunda mesa del foro, conformada por Laura Janka, fundadora de Barrio Resiliente; Laura Ballesteros; Xavier Treviño, director de Céntrico;  James von Klemperer, presidente de KPF, y Arnoldo Matus de Resiliencia de la CDMX,  se llegó a la conclusión que es necesario adaptar los modos de movilidad para poder hablar de calidad urbana, esto implica una planeación y visión a futuro, así como la coalición de actores; se debe romper con los límites territoriales.

Asimismo, David Sim, director creativo de Gehl Architects, expuso algunas estrategias que la Ciudad de México debe implementar para desarrollarse como una urbe vivible, amable y competitiva: caminar más, usar bicicleta, disfrutar los espacios al aire libre, crear campañas sociales y adaptar la infraestructura vial.

En su participación, Diane Davis, presidenta del Departamento de Planificación Urbana y Diseño de la Universidad de Harvard, agregó que se trata de un reto cultural, no sólo político, es ir más allá, “la gente de la ciudad debe hablar con la gente del Estado de México”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here