El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, exigió que se castigue a los grupos porriles que agredieron la semana pasada a los estudiantes de la UNAM, sin afectar la autonomía de la Máxima Casa de Estudios. “Y que se actúe por la vía legal como se está haciendo, que no haya encubrimiento, que se castigue a los responsables y manteniendo la autonomía de la universidad”, demandó en un video publicado en sus redes sociales.

Tras una reunión con Enrique Graue Wichers, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, dijo que los jóvenes se manifestaron de forma justa y descartó que busquen desestabilizar la transición presidencial, pues ellos mismos han sido agente de cambio en la cuarta transformación del país. “Los jóvenes se manifiestan porque quieren justicia, porque se termine esto que está sucediendo, y otro tipo de demandas con otros, pues no van a tener asidero porque los jóvenes no se van a prestar, no van a ser presa fácil de la manipulación… De cambio, de transformación y los jóvenes han sido los que han ayudado en estas transformaciones en el cambio democrático, de vanguardia”, comentó

Por su parte, Graue Wichers descartó tajantemente que el gobierno haya enviado grupos de choque y agradeció la solidaridad del político tabasqueño con la UNAM.

Atenderán las recomendaciones de la Comisión de Seguridad del Consejo Universitario y reestructurán este sector con el apoyo de estudiantes y trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Parte de las recomendaciones tienen que salir de las comisión especial de seguridad del Consejo Universitario. Tendremos que reestructurar el área de seguridad de la mano de trabajadores, estudiantes, aseveró el rector.

Luego de confirmar que ya recibieron los pliegos petitorios de las facultades y el Colegio de Ciencias y Humanidades Azcapotzalco, mismo que ya fue aceptado en lo general, calificó como “ejemplar el comportamiento de los jóvenes”.

En el mensaje póstumo a la reunión que duró solo media hora, ambos actores políticos comentaron que lo importante es buscar la estabilidad de la UNAM a través de la vía legal.

“Ha sido ejemplar el comportamiento de los jóvenes, y ahora lo que necesitamos es buscar estabilidad, que estás demanda se canalicen por las vías correctas del diálogo, del la apertura y buscar la universidad continúa estable. Yo le agradezco”, dijo durante el video junto a López Obrador.

A su salida de la casa de transición, Graue Wichers informó que trataron temas pendientes como el presupuesto de la UNAM, un posible aumento salarial a los trabajadores y la situación de la autonomía de las universidades de todo el país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here