Pérdidas millonarias y centenares de trabajadores ferrocarrileros varados provoca el bloqueo de vías férreas que desde el pasado lunes llevan a cabo habitantes del poblado de Felipe Pescador, en Zacatecas.

Los manifestantes, capitaneados por una persona de nombre Benito Bueno, exigen la reapertura de la estación ferroviaria de Cañitas, entre otras demandas.

Los manifestantes han impedido el paso de al menos 20 convoyes diarios con carga procedente de Aguascalientes hacia estados del norte, así como carga procedente de aquella zona del país a la entidad.

Dicha situación ha causado fuertes pérdidas no sólo a la empresa Ferrocarriles Mexicanos (Ferromex), sino también a la industria establecida en Aguascalientes, que cada vez, en mayor medida, utiliza el ferrocarril para mover desde básicos, autopartes y automóviles.

El secretario general de la Sección 2 del Sindicato de Trabajadores Ferrocarrileros de la República Mexicana (STFRM), Raúl Vázquez Valdez, denunció que por lo menos 400 trabajadores ferrocarrileros no han podido reanudar sus labores, lo que conlleva fuertes pérdidas a sus ingresos.

Mientras que los ferrocarrileros de la Sección 9 de Gómez Palacio, Durango, se quejan por la falta de trabajo y de pérdidas millonarias en Ferromex debido al bloqueo, lo que consideran un sabotaje.

Los furgones, góndolas y carros que transportan desde alimentos perecederos hasta automóviles que salen de Aguascalientes se encuentran varados y expuestos a la rapiña, denunció el dirigente sindical de ferrocarrileros de la Sección 9, Jesús Díaz López.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here