El ser empleada de la  Procuraduría de Justicia y portar en el lecho su ‘charola’ le dio el derecho a una mujer de ser apoyada por la autoridad pese a haber atropellado a otra dama.

La burócratas fue identificada como Ana María Maldonado Longoria quien atropelló a Bertha Francisca Rivera García, de 60 años, en las calles Magnolia y Pablo A. de la Garza,de la colonia Moderna.

Los reporteros constataron que policías de Fuerza Civil cerraron con conos los carriles de oriente a poniente de Magnolia mientras la conductora realizaba sus trámites ante Tránsito de Monterrey e inclusive se apostaron en vigilancia con sus armas largas.

La burócrata que conducía un auto Honda, ostentó en todo momento  su charola al pecho, que la identificaba como empleada de la Procuraduría.

Los paramédicos auxiliaron a  Rivera García quien resultó con golpes en el cuerpo por lo que fue  internada en el Hospital Universitario.

Transeúntes que se detuvieron a observar el accidente criticaron que la mujer haya sido protegida y custodiada por la policía estatal mientras que la accidentada pasó a un segundo plano.

“Qué sinverguenzada siempre hacen lo mismo, abusan de que están en el gobierno y hasta cualquier pelagatos aunque no sea importante es protegido” cuestionó molesta Inés Álvarez, quien observó el operativo de ayuda a la burócrata.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here