La Fiscalía General del Estado de Coahuila emitió una alerta roja en todo el país, incluso solicitó el apoyo de la Interpol para dar con el paradero de los dos presuntos asesinos, identificados plenamente hasta el momento, de Fernando Purón Johnston, quienes tienen antecedentes de haber participado en la vida pública como militares.

Así lo dio a conocer Gerardo Márquez Guevara, al mencionar que junto con ellos participaron en el plan de este crimen entre 5 o 7 personas, de las cual una de ellas, la tercera podrá estar identificada en los próximas 72 horas, porque se está muy cerca de hacerse, pero que hasta el momento no se tiene un solo detenido relacionado con este lamentable hecho.

Ninguno de ellos tiene domicilio permanente en Piedras Negras, solamente se puede ver que habían tenido algunas visitas anteriores a la ciudad, agregó.

El fiscal, en rueda de prensa mencionó que de acuerdo a las investigaciones y entrevistas realizadas, se determinó que quien le disparó directamente al excandidato a la diputación federal, fue Ignacio “N” y que su hermano Erick “N” le ayudó a perpetrar el crimen.

Indicó que hay alrededor de 5 líneas de investigación, pero que dos son las más fuertes y son las que se siguen. Además de que han realizado alrededor de 60 diligencias.
Apuntó que desde unas horas antes del debate, los probables responsables del asesinato merodeaban el lugar donde se iba a llevar el acto político, en un automóvil compacto, plenamente identificado para después pararse, al término del mismo, y cometer el hecho delictivo.

Esto se comprobó con los datos de prueba, en particular de las videograbaciones de entre cinco y 10 cámaras de vigilancia privada y urbana, que también permitieron establecer la ruta que siguieron los hermanos Ignacio (N), quien disparó, y Erick (N), quien le ayudó.

Márquez Guevara precisó que todo lo hecho hasta el momento, además de identificar a los imputados en este crimen, logró robustecer la investigación con el aseguramiento legal de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército, cartuchos hábiles, cargadores y demás elementos probatorios.

“Los datos de prueba recabados han permitido solicitar y obtener orden de captura contra los probables responsables que han sido identificados hasta el momento trabajándose en su localización para su posterior presentación ante la autoridad judicial”, externó el fiscal.

Asimismo, reiteró que la Fiscalía General del Estado refrenda su compromiso con la población para llevar ante la autoridad judicial a quienes con sus actos han lastimado a los coahuilenses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here