Un empleado de McDonald’s que llevó una pistola cargada a ese restaurante de comida rápida fue arrestado como presunto culpable del asesinato de cuatro personas en un vecindario de Tampa, Florida, informó la policía.

El jefe del Departamento de Policía de Tampa, Brian Dugan, identificó la noche del martes en una rueda de prensa al sospechoso como Howell Donaldson III, de 24 años de edad.

“Vamos a llevar ante la justicia a alguien que no merece el derecho de caminar entre nosotros”, dijo esta mañana el alcalde de Tampa, Bob Buckhorn, al programa “Good Morning America”.

Donaldson, de 24 años, será acusado de cuatro cargos de asesinato en primer grado, indicó la policía.

Las autoridades señalaron que todavía no tienen ningún motivo en los asesinatos y no están seguros de su conexión con el vecindario de Seminole Heights, en donde ocurrieron los asesinatos.

Donaldson fue detenido luego de que la policía de Tampa recibió un aviso de que un hombre había entregado una pistola cargada de un calibre de 9 milímetros a uno de sus compañeros en el restaurante de comida rápida y le pidió que la guardara mientras visitaba otro local para obtener un préstamo.

Un análisis de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF por sus siglas en inglés) hecho a los cartuchos encontrados en las escenas del crimen coincidió con la pistola de Donaldson, según la policía.

Además, el teléfono de Donaldson estaba geográficamente asociado con una torre celular cerca de cada lugar y a pocos minutos de donde ocurrieron los homicidios el 9, el 11 y el 19 de octubre, según la acusación.

Dugan mencionó que el departamento había recibido “más de cinco mil pistas” desde que los asesinatos comenzaron hace 51 días.

Los asesinatos iniciaron con la muerte a tiros de Benjamin Mitchell, de 22 años, frente a su casa en una parada de autobús el 9 de octubre.

La segunda víctima, Mónica Hoffa, de 32 años, fue asesinada el 11 de octubre. Su cuerpo fue encontrado dos días después por un empleado de la ciudad en un estacionamiento a pocos metros de donde fue ultimado Mitchell.

El 19 de octubre, Anthony Naiboa, un autista de 20 años que acababa de graduarse de la escuela secundaria, fue encontrado sin vida a unos 100 metros de distancia de la parada del autobús donde murió Mitchell.

Ronald Felton, de 60 años, fue la cuarta víctima. Fue encontrado el 14 de noviembre.

Los vecinos de la zona vivían desde entonces aterrorizados, y temían salir por la noche, mientras la policía buscaba a quien los expertos describieron como un “asesino en serie”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here