Por violencia sexual como forma de tortura contra mujeres y hombres, así como tratos crueles e inhumanos durante detenciones ilegales, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCdMx) son las que mayores recomendaciones han recibido por parte de la Comisión de Derechos Humanos local (CDHDF).

De las 13 recomendaciones que ha emitido durante 2018 la comisión encabezada por Nasheli Ramírez, nueve no han sido aceptadas.

La recomendación 09/2018 es por “violencia sexual como forma de tortura contra mujeres, con la finalidad de castigarlas o que proporcionen información de un delito y se autoincriminen”, la cual no ha sido aceptada por la Secretaría de Gobierno capitalina y ni por la PGJ, instancias responsables de atender estos ilícitos.

En el portal de la CDHDF, en el apartado de las recomendaciones 2018, este expediente todavía no ha sido aceptado, contrario a otras, donde se manifiesta que ya fueron aceptadas, y su estatus señala que está en seguimiento.

En la recomendación 09/2018, en la relatoría de hechos dentro del expediente CDHDF/IV/121/CUAUH/16/D5371, Denisse “N”, narró que cuando iba camino al gimnasio junto a su concubino llegó una patrulla de la Procuraduría General de Justicia, se bajaron los elementos y cuando escuchó detonaciones corrió, acto seguido los agentes la detuvieron sin identificarse.

La subieron al vehículo, la agacharon y le pusieron candados de mano, durante el trayecto la cuestionaron sobre la localización de armas y dinero, respecto a unos secuestros y sobre la participación de su concubino en dichos ilícitos.

Denisse al contestar que no sabía nada, la empezaron a agredir verbalmente, como que su concubino utilizaba armas para mantener relaciones sexuales con ella y que iba a estar muchos años en prisión si no confesaba los ilícitos, así el vehículo donde la llevaban circuló por varios lugares antes de ponerla a disposición de las autoridades en la Fiscalía Anti Secuestro, ahí la pusieron en un cubículo y la colocaron en una silla con la cabeza agachada y las muñecas atadas.

En la denuncia se explica que la agente de la Policía de Investigación la presionaba para que confesara que había participado en un delito, le advirtió que la iban a violar, después la golpeó en la cabeza, al mismo tiempo escuchaba cómo torturaban también a su concubino, además la hicieron pasar frente a él mientras lo amenazaban con que iban a violarla si no aceptaba su participación en los hechos delictuosos.

Al final, la hicieron firmar una declaración que no le permitieron leer, tras todo este proceso, la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, Nashieli Ramírez, pidió a la PGJCdMx reparación para la víctima, lo que contemplea daño material e inmaterial, proyecto de vida, medidas de rehabilitación, restitución y satisfacción dispuesto en la Ley de Víctimas de la CdMx, pero no ha sido aceptada.

En lo que va del año, Ramírez ya realizó 13 recomendaciones por distintas violaciones a los derechos humanos, aunque han incrementado en comparación del año 2017, el organismo autónomo local en comparación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, no cuenta con los suficientes sustentos legales para obligar a las dependencias a responder o resarcir los daños.

De esta misma manera, en el informe anual del año 2017, cuatro fueron aceptadas en su totalidad y tres se aceptaron parcialmente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here